Bodeguitas Antonio Romero

“Estimado lector,
Me gustaría contarle nuestra historia.

Me gustaría contarle cada día de los más de 20 años que llevamos sirviendo en nuestras bodegas. Exactamente, desde 1994.

Me gustaría contarle la cantidad de amigos, de Sevilla pero también de fuera, que hemos hecho en más de dos décadas de trabajo y esfuerzo.

Me gustaría contarle la satisfacción que se siente cuando nuestros clientes, asiduos o no, nos dan la enhorabuena por una de las maravillas que, gracias a Doña María José, salen de nuestros fogones.

Me gustaría contarle, también, lo bien que sienta rodearse de un personal cualificado, atento, experto y, sobretodo, buena gente.

Me gustaría contarle como nos llena de orgullo los clientes que vienen por recomendaciones de otros. Y lo que leemos de nosotros. ¡No sabe la alegría que da saber que nuestra cocina tradicional andaluza pero hecha con mucho mimo, ha podido ser el tema de conversación de dos compañeros de trabajo durante la media hora de café!

Y por último, ¿sabe lo que también me gustaría?

Poder servirle uno de nuestros `montaítos´ de pringá o quizás un “piripi”, poder satisfacerle con un buen vino o una caña bien tirada muy fría y poder atenderle para que salga de nuestras bodegas con la barriga llena y una sonrisa en la cara. Esperamos su visita en Bodegueras Antonio Romero.”

Nuestros Menús

Recomendaciones




Nuestras Bodeguitas

  • Clásico de tapas

    No dejes de pasar por esta casa a tomar una cerveza con los amigos acompañados de un piripi y un mantecaito. Recomendable.
    José Salna
    José Salna
  • Buenas tapas

    Amplia variedad de tapas típicas y fritos. Inexcusable el montadito de pringa. Bueno muy también el menudo. En pleno barrio de El Arenal en el centro de Sevilla.
    Manuel Peiruz
    Manuel Peiruz
  • Unas cervecillas a gustito

    Estuvimos tomando unas cervezas, unos vinillos y zumos para los niños. Nos sentamos en la terraza. El camarero nos atendió de manera muy cercana, amable y divertida. La cerveza estaba buenisima, bien tirada y muy fresquista, y hasta nos puso unos encurtidos de tapa. Nos encantó, quisimos volver mas tarde a cenar, pero estaba todo reservado en el interior.
    Robi Granada
    Robi Granada